Donación y clonación de órganos: ¿es realmente el futuro de la medicina?

Escrito por bioetica6 14-02-2018 en científico. Comentarios (0)

 

  La clonación en si es un proceso biológico en el cual se realizan copias del material biológico. Comúnmente, su función principal sería medicamente una solución a fallas y patologías en el paciente. Pero ¿Cómo podríamos delimitar las fallas técnicas que podrían alterar al mismo ser humano, si no hablamos de una clonación por medio de la utilización de un ovulo fecundado?

  Esta pregunta resultó un tanto alarmante, ya que denotaba una crítica negativa hacia la moral y ética de la nueva sociedad, relacionando la clonación con algo intolerable. Eso hasta ahora…



  A pesar de que nos parezca algo impresionante, actualmente, ya es una realidad la clonación de órganos a base de la impresión de células madre; y, aunque aún se encuentren en estado de experimentación, se contempla que en un futuro cercano la clonación y trasplante de órganos se vuelva un hecho factible. Esto concedería una ventaja abismal al método clásico de donación, disminuyendo las probabilidades de un posible rechazo por parte del organismo hacía el órgano trasplantado.

  (Saadia V., Abr 2012). "Se toma un modelo en tercera dimensión con la forma del órgano que se va a realizar, después se le ponen las células madre del mismo paciente que se toman de la médula ósea o cadera, lo que garantiza que no van a experimentar rechazo porque va funcionar como parte natural de su cuerpo",

  "Se han creado hígados y riñones en el laboratorio. Se ha hecho el tejido y sólo nos falta trasplantarlo en humanos porque nos falta cubrir diversos mecanismos de seguridad que exigen las autoridades sanitarias en Estados Unidos”. (Saadia V., Abr 2012).

  Lamentablemente no cualquiera puede ser candidato para uno de estos trasplantes; una persona de edad mayor no resistiría una intervención de esta clase. Pero, si hablamos de un paciente crónico de 40 años, las posibilidades de un trasplante con éxito son altas.



  Como verán, la ciencia ficción no pisa los talones, la impresión de órganos nos da una nueva perspectiva de la esperanza de vida en un rango que no nos habíamos imaginado antes.

  Tiene sus desventajas, como ya antes mencionadas, pero sus ventajas a largo plazo nos dan una idea fresca de lo que será la salud y los centros médicos; y este futuro podría ser fructuoso si aislamos nuestras propias limitaciones, si buscáramos estos ángulos nuevos en vez de ver los cambios como un peligro latente. Dar un nuevo escalón para la ciencia médica, tal vez ese sea el nuevo avance.